Socialdemócratas y progresistas ganan en Europa contra la extrema derecha libertaria

Fecha:

En Reino Unido ganaron las elecciones generales el Partido Laborista después de 14 años de no lograr una mayoría que les permitiera conformar un gobierno y dirigir los destinos de este país, lo que no ha significado que en estos años no hayan sido parte de coaliciones de gobierno con los conservadores y que desde posiciones de gobierno hayan intentado contrarrestar las políticas de choque económico, social y de política exterior, si bien su participación en estos gobiernos no habían podido convencer a los británicos que las políticas conservadoras eran en detrimento de sus derechos sociales, políticos y económicos.

También en Francia las izquierdas conformaron un frente el cual estaba integrado por la ultraizquierda, los socialistas y los verdes quienes lograron ganar las elecciones y ubicarse como el espacio más votado seguido del espacio político encabezado por el actual presidente francés Emmanuel Macron en el que confluyeron republicanos, liberales y exsocialistas y en tercer lugar la ultraderecha encabezada por Marie Le Peń quien terminó en un tercer lugar.

En ambos países las izquierdas socialdemócratas laboristas y progresistas lograron convencer a los electores de los deterioros sociales, económicos, culturales y políticos que los conservadores y la ultraderecha han venido aplicando en sus políticas públicas y en sus propuestas programáticas de llegar al gobierno.

En Reino Unido los conservadores han venido reduciendo los presupuestos a salud, educación, seguro de desempleo, capacitación, certificación laboral, salarios, pensiones, han aumentado los costos del transporte, los alimentos e impuestos a los sectores medios de la sociedad y han reducido impuestos a los sectores altos, las empresas grandes y trasnacionales, así como a las ganancias a los bancos y demás instrumentos financieros. 

También los conservadores promovieron la salida del Reino Unidos de la Unión Europea, con argumentos racistas y muy nacionalistas que supuestamente deterioraban el nivel de vida de los británicos, el abaratamiento del trabajo y el gasto en cuidados de los no británicos en salud, educación, seguro de desempleo, entre otros presupuestos respecto a políticas de derechos de las mujeres y adultos mayores.

En Francia las izquierdas ganan en acuerdo con los macronistas a pesar de que en los últimos cinco años han sido oposición y han criticado fuertemente al gobierno por sus recortes a la seguridad social, la edad de jubilación, el aumento de impuestos a las clases medias, el aumento a los combustibles y la pauperización del salario 

Sin embargo, confluyeron bajo el supuesto de que en este país europeo estaba en riesgo la democracia y el muy deteriorado sistema de bienestar social que el macronismo ha venido desmantelando y por evitar aún más deterioro y que en Francia la extrema derecha se convirtiera en el bastión de esta expresión política y con ello, como dominó otras naciones del viejo continente girarán hacia ese espectro político y desmantelar la Unión Europea como hoy la conocemos.

Francia contuvo una ola derechista libertaria que provocaría un desastre social que cambiaría el rumbo del mundo.

Ahora Francia a diferencia de Gran Bretaña tendrá el reto de que las izquierdas puedan acordar una mujer o un hombre que sea propuesta para ser primer ministro y que este sea aceptado por los macronistas bajo un programa que construya una coalición de gobierno, por el momento un sector de las izquierdas ganadoras ya planteó el reconocimiento del Estado Palestino, la derogación de la reforma de las pensiones aprobada el año pasado, introducir el bloqueo de los precios de algunos productos y subir el salario mínimo. Esperemos que lo logren sino se verán obligados a llamar a nuevas elecciones o tener un gobierno con legitimidad y gobernanza débil.

Gran Bretaña no tendrá problemas, el mandato es claro, esperemos conocer el nuevo gobierno y que retomen los valores, principios, políticas de bienestar social y un internacionalismo característico de la socialdemocracia mundial.

Finalmente, hicimos un reconocimiento post morten a Porfirio Muñoz Ledo a un año de su muerte, quien en sus últimos años mostró sus diferencias políticas con la actual administración, porque él impulsaba una Nueva República y no una cuarta transformación presidencialista, centralista, clientelar y hegemónica. Impulsaba un Estado Social, Democrático y de Derecho y no un Estado centralista y clientelar, no presidencialista y con derechos simulados o tolerados.

Los socialdemócratas, los laboristas y progresistas volvieron a contener a la extrema derecha, mientras que en Brasil esa extrema derecha se reúne y se expresa por llegar al gobierno, está en los demócratas progresistas que no en la derecha de la región también contenerlos porque ya con los actuales caudillos y populistas nacionalistas disfrazados de izquierda y progresistas están encubando el huevo de la serpiente para que irrumpan estas ideologías que profundizarían las desigualdades en nuestro continente, nuestra mirada y esfuerzos es evitar la llegada de Donald Trump al gobierno de Estados Unidos, esta en riesgo nuestro continente americano.

José Irán Moreno Santos
Presidente Fundación de Estudios Políticos Económicos y Sociales Progresista

Por @iran_moreno

spot_img

Compartir noticia:

spot_img
spot_img
spot_img

Lo más visto