Descubren pintura rupestre de 51 mil años

Fecha:

El hallazgo fue en una caverna de Indonesia, y muestra un gran jabalí y tres figuras humanas a su alrededor, sería la obra de arte más antigua del mundo

Un equipo internacional de científicos ha hecho un descubrimiento arqueológico extraordinario en la isla de Sulawesi, Indonesia: una pintura rupestre que podría ser la obra de arte más antigua conocida, con aproximadamente 51 mil años de antigüedad. La escena representada muestra un gran jabalí acompañado por tres figuras humanas.

El hallazgo fue anunciado por Maxime Aubert, arqueólogo de la Universidad Griffith en Australia, y su equipo, quienes utilizaron una nueva técnica de datación con láser para determinar la edad de la pintura de pigmento rojo. Este método moderno resultó ser más preciso y eficiente que las técnicas anteriores, permitiendo a los investigadores afirmar con mayor certeza la antigüedad de la obra.

«Es la evidencia más antigua de una narrativa visual que tenemos», afirmó Aubert durante una conferencia de prensa. «Este descubrimiento sugiere que contar historias a través del arte fue una práctica mucho más antigua de lo que se creía».

Anteriormente, el equipo había datado una escena de caza en otra cueva cercana que se estimó en unos 44 mil años de antigüedad. Sin embargo, esta nueva pintura supera significativamente ese registro, proporcionando una ventana única a las prácticas culturales y sociales de los primeros humanos en el sudeste asiático.

Aubert especuló que estas pinturas podrían haber sido creadas por los primeros grupos de humanos que migraron a través del sudeste asiático, antes de establecerse en Australia hace aproximadamente 65 mil años. Aunque la comprensión exacta de la escena representada sigue siendo un misterio, el descubrimiento subraya la capacidad innata de la humanidad para la expresión artística y la narración visual desde tiempos remotos.

«Es solo cuestión de tiempo antes de que encontremos muestras que sean aún más antiguas», concluyó Aubert, destacando la importancia continua de la investigación arqueológica en la región. Este hallazgo no solo amplía nuestro conocimiento sobre el pasado humano, sino que también destaca la necesidad de preservar y estudiar más a fondo estos tesoros culturales para las generaciones futuras.

El estudio detallado sobre este descubrimiento fue publicado en la prestigiosa revista científica Nature, con la finalidad que se conozca en el ámbito académico y científico global y surjan más colaboraciones entre los investigadores de todo el mundo.

spot_img

Compartir noticia:

spot_img
spot_img
spot_img

Lo más visto